Cadera en resorte

Dr. CG García Fontecha
Actualizado febrero 2004

 

¿Qué es la cadera en resorte?

Es la sensación de “chasquido” que aparece en la cadera en situaciones como al caminar, levantarse de una silla o al girar la cadera. A veces ese chasquido se puede oír.

La mayoría de las veces (en un 70%) no hay dolor y no produce alteraciones en la marcha, aunque la sensación puede ser molesta.

Es frecuente en atletas y bailarines jóvenes, sobre todo en mujeres de 15 a 40 años.

 

¿Cómo y porqué se produce?

La sensación de resalte se produce por el roce de un tendón, de un músculo o de un ligamento sobre el saliente de una estructura ósea. En la cadera la causa más frecuente es el roce de la cinta ileotibial o tendón de la fascia lata sobre el trocánter mayor ( parte superior y externa del fémur). Cuando la cadera esta flexionada esa cinta se encuentra por delante del trocánter mayor y al extender la cadera el tendón pasa o “salta” sobre el trocánter colocándose posterior a éste, produciendo el resalte. En ocasiones este roce repetitivo puede conducir a una bursitis, es decir, la inflamación de una estructura anatómica situada en este punto junto al hueso, que es una pequeña bolsa llena de liquido (bursa) que permite que el tendón y el músculo deslicen suavemente sobre el trocánter mayor.

 


Adaptado de referencia 1.
Podemos observar la directa relación entre la cintilla iliotibial y el trocánter mayor del fémur.

 

¿Cómo se diagnostica?

El diagnostico se basa en los signos y síntomas que el paciente refiere, siendo importante conocer las actividades y movimientos con las que aparece el resalte. Durante la exploración física el médico intentara reproducir el chasquido a través de determinadas maniobras con el fin de inducir el roce entre el tendón y el saliente óseo.

La radiografía es, en la mayoría de los casos, normal y solo se solicitan, junto con otras pruebas diagnósticas, cuando se sospecha o se quiere descartar una causa intraarticular.

El médico deberá distinguir otras causas menos frecuentes de sensación de resalte a nivel de la cadera: resaltes de otros tendones o músculos, un cuerpo libre (óseo o cartilaginoso) en la articulación, una erosión en el cartílago (osteocondritis disecante). En estos últimos casos el paciente suele tener dolor además del resalte.

 

¿Cuál es el mejor tratamiento?

El tratamiento dependerá del grado de molestias que produce. Cuando la cadera en resorte es indolora, no es necesario tratarla.

Si produce molestias o la sensación es desagradable el paciente mejorada al reducir las actividades físicas o modificar las actividades deportivas, adecuando el nivel de ejercicios para evitar movimientos repetitivos de la cadera. Por ejemplo: reducir el tiempo de montar en bicicleta; nadar solo con los brazos…

Cuando la cadera en resorte produce una bursitis trocantérea, la aplicación de frio, los antiinflamatorios no estoroideos (como el ibuprofeno) o incluso en algunos casos la inyección de corticoides y analgésico en la bursa suelen reducir la inflamación y el dolor.

En los casos muy raros que no responden a los tratamientos descritos puede estar recomendado el tratamiento quirúrgico. El tipo de intervención dependerá de la causa de la cadera en resorte, pero en general se practicará un procedimiento quirúrgico directamente sobre el tendón afecto.

 

BIBLIOGRAFIA 

1. Brignall CG, Stainsby GD: The snapping hip. Treatment by Z-plasty. J Bone Joint Surg [Br] 1991; 73: 253-4.
2. Jacobs M, Young R: Snapping hip phenomenon among dancers. Am Correct Ther J 1978;32: 92-8.
3. Larsen E, Johansen J: Snapping hip. Acta Orthop Scand 1986; 57: 168-70.
4. Schaberg JE, Harper MC, Allen WC: The snapping hip syndrome. Am J Sports Med 1984; 12: 361-5.
5. Taylor GR, Clarke NM: Surgical release of the 'snapping iliopsoas tendon'. J Bone Joint Surg Br 1995; 77: 881-3. 

AVISO:
Los contenidos de esta página son información general sobre patología ortopédica pediátrica. Esta información no puede considerarse diagnósticos ni tratamientos, por lo que nunca debe suplir la relación médico-paciente y en ningún caso sustituye a la opinión ni prescripción médica resultado de visitas o de pruebas diagnósticas, entre otros. El titular del sitio web no garantiza que la información mostrada esté libre de errores, a pesar de los esfuerzos para velar por su veracidad y actualización. Recomendamos siempre la consulta con el especialista y no nos hacemos responsables de malinterpretaciones del contenido de esta página.